Cursos / TIP MARQ: Arquitectura Antártica – Nueva base para Chile 2030

Cursos

TIP MARQ: Arquitectura Antártica – Nueva base para Chile 2030

Profesores: Arturo Lyon y Tomás Tironi

La presencia humana en Antartica cumple 200 años este año y ha sido ejemplo de las diversas visiones e ideales que han motivado las exploraciones del continente más extremo del mundo. Viaje heroicos, industrias balleneras, prospecciones mineras, plantas nucleares, operaciones militares y un conjunto de bases científicas son parte de la evidencia.

Actualmente Antártica es concebida como continente laboratorio: un territorio de conservación y colaboración internacional clave para el desarrollo de investigaciones científicas críticas para comprender los fenómenos y efectos del calentamiento global. Estas investigaciones han alcanzado hitos relevantes como el descubrimiento del agujero en la capa de Ozono en 1985 desde la base Halley o el registro de la evolución de carbono contenido en el aire durante los últimos 900.000 años a través de testigos de hielo perforados a más de 3 km de profundidad en la Base Concordia.

Paradójicamente, esta visión contemporánea se contrapone con las reclamaciones territoriales y posibles intereses extractivos que han llevado a varios países a mantener presencia geopolítica ante futuros cambios en la gobernanza de Antartica en la revision del Tratado Antártico en 2048.

En este sentido, las nuevas bases antárticas han sido dispositivos para la exploración de soluciones arquitectónicas radicales que buscan dar respuesta a problemas de habitabilidad en climas extremos, ahorro energético, autosuficiencia, prefabricación y minimización de huellas, pudiendo representar quizás la “machine à habiter” de Le Corbusier y materializar la “Walking City” de Archigram.

La realización de futuras investigaciones requieren el despliegue de una amplia red de infraestructura de telecomunicación, transporte, habitación y laboratorios científicos que permitan la colaboración internacional y al mismo tiempo generen el mínimo impacto posible sobre el territorio.

Sin embargo, la mayoría de las veces, las bases antárticas han sido desarrolladas en base a modelos de construcción que dañan el medioambiente, producto del alto costo energético necesario para transportar, construir y mantener las bases, y de las intervenciones en suelos altamente sensibles, convirtiendo así cualquier modelo convencional de habitabilidad en algo obsoleto.

Este taller se inscribe dentro del investigación internacional Antartica 200 de la Architectural Association a través de Polar Lab Chile, iniciativa que busca revelar una imagen de alta resolución del continente antártico, construida por una parte a través de exponer ambiciones territoriales ocultas, historias censuradas y desclasificar arquitecturas aun no reveladas.

A partir del año 2019 Chile ha iniciado el mayor proyecto de infraestructura Antártica de su historia, que tiene como objetivo la construcción de 3 nuevas bases durante los próximos 10 años, distribuidas en diferentes latitudes del continente. El taller plantea comprender el estatus contemporáneo de Antártica, estudiando sus arquitecturas y los desafíos técnicos que éstas conllevan, intentando así formular una visión crítica y propositiva para las nuevas bases antárticas propuestas por Chile.